martes, 10 de febrero de 2009

SE VENDE O ALQUILA BLOG.

PARA: PARTICULARES, EMPRESAS U ONGs.

SE OFRECE: BUENA LETRA, IMAGINACIÓN, IRONÍA Y SERIEDAD. FLEXIBILIDAD TOTAL DE CONTENIDOS Y PROPUESTAS. PRECIOS RAZONABLES Y A CONVENIR.

SE DEMANDA: FORMALIDAD, PAGO PUNTUAL, TRATO HUMANO Y SERIEDAD.

RAZÓN: AQUÍ O EN javiercortijo@yahoo.es

ABSTENERSE BROMISTAS, VENDEDORES DE HUMO Y DEMÁS "AIREADORES"

jueves, 5 de febrero de 2009

miércoles, 12 de marzo de 2008

UN BUEN PAR


Agradeciendo la generosa acogida del post del lunes, sin importar que se convirtiera en un foro político-sexual desviándose radicalmente del contenido propueso, me hago eco de la sugerencia del amigo Jordi (cuyo blog, por cierto, sigo recomendando encarecidamente): tema tetas. Bueno, para no ser tan bruscos y groseros, le daremos un rodeo antes de entrar en canalillo, digo en materia. Ayer yo también vi "House" (por cierto, hablando de tele, me cuentan que el mayor exponente de la telebasura de los últimos años, los informativos de Antena 3, casi presentan en público el acta de defunción de ABC porque Vocento les ha birlado al grupo a uno de los periodistas estrella de Onda Cero, Carlos Alsina; manda narices que los telediarios de esta castañueletera cadena sigan siendo los más premiados en cuanto a credibilidad, eso dice mucho de cómo siguen las cosas en este país). Bueno, que me desvío, empiezo con tetas y acabo con Matías Prats. La cosa es que en "House" (lo vi por Fox, episodio 11 de la cuarta temporada, una de las mejores, si no la mejor), apareció, más guapa que nunca y con cuarenta tacos cumplidos... MIRA SORVINO. Sí, la rubita con cara de pava que ganó un Oscar por "Poderosa Afrodita", se lió con Tarantino, hizo "Mimic" con Guillermo del Toro y luego... ¿Luego qué pasó con esta moza? Pues prácticamente nada, excepto casarse y tener hijos. Pero, profesionalmente, nada de nada. Algo de televisión, algún proyecto inenarrable como, precisamente, "Semana Santa" (existe, al menos en su rodaje, tengo una diapo y todo de foto fija). Y el cero absoluto. ¿Merecía tal ninguneo la hija del inolvidable Paul Sorvino? Posiblemente no. Curiosamente su suerte es paralela a otra de nuestras idols: ASHLEY JUDD. Nunca ganó un Oscar, pero su carita pilluela y su cuerpo saleroso (y esas formas redondas que nos maravillaron en "Ruby en el paraíso" o "Normal Life" y que luego ha ido perdiendo, como otras tantas mujeres deshuesadas y atontadas incapaces de resaltar sus encantos por temor a lucir carnes gloriosas y sanas) brillaron en un buen puñado de películas. Sus últimos rebrotes fueron un tango tórrido con Santa Salma Hayek en "Frida" y otros bailes de salón más recatados en la encantadora "De-Lovely". Y poco más. Otra al limbo de las desaparecidas. Pero ambas tienen algo en común: "NORMA JEAN & MARILYN", extraño biopic de la Monroe donde la Sorvino encarnaba a Marilyn "famosa" y la Judd a Norma Jean "doméstica" y dando sus primeros pasos (de rodillas) hacia el éxito y la perdición. ¿Será que la sex symbol of the century maldice a las actrices que osan meterse en su piel sagrada? Mira lo que le pasó a Anita Obregón después de imitarla en "La tentación vive arriba". Pierde a Darek, discute con la Beckham, ve fantasmas y secuestros donde no hay... casi como Pajares, vamos. ¿Será esta maldición la equivalente en cine a la de las "natillas Danone" en fútbol? (ya se sabe, los que salieron en los anuncios de tales postres no volvieron a dar pie con bola, incluyendo Ronaldinho). Ahí os dejo la duda regomeya. Y, ahí van las tetillas prometidas: las de Ashley Judd precisamente en "Norma Jean & Marilyn". Pequeñas pero prometedoras. Y naturales, seguramente. Ahora, ¿quién sabe?

lunes, 10 de marzo de 2008

HIGHLIGHTS DEL WEEKEND

-LATIN KINGS. Mientras en una parte de España se sigue ridiculizando ridículamente al castellano (ya hay que tomárselo a broma, como una rabieta de un hijo tonto a un patriarca benévolo y resignado), en la NBA son conscientes de su empuje y presencia cultural y económica. Para ello se inventan la "Noche latina", con esas camisetas especiales de equipos punteros como San Antonio o Phoenix, que ayer protagonizaron un partido épico (casi como el de Toronto-Washington del otro día, aunque perdieran los Raps). Chulo el diseño, aunque, ya puestos, podían haber escrito "Los soles" y "Las espuelas". Por cierto, ¿qué pasó con la moda retro, tan en boga hace un par de temporadas y que nos rescató de la memoria diseños espectaculares como el de los Heats negro, naranja y fucsia o el de los Clippers naranja y con banda negra y blanca?
-PERREA, PERREA. La Sexta (sigue siendo mi cadena generalista preferida, pobre pero honrada y con buen humor) ya metió a La Primera un golazo por la escuadra colando a un producto de la casa en la gala de Eurotostón. Pero lo que ha hecho Buenafuente el sábado fue una goleada histórica, ni el España-Malta. Por supuesto, la canción es un horror, aunque sana y cachonda, no como las perrerías lúbricas de algunos candidatos (la Innata esa, que sí que perrea cosa fina), plagios rijosos (el Ricky Martin de Portugalete con su tonadilla idéntica a las ya clónicas del king-queer portorriqueño) y moderneces algo catetas como La casa azul, que iban de Kraftwerk y salieron trasquilados, las criaturas. Está claro que este festival ya solo interesa a mariquitas y chuequeros como la Lorena C esa o la fotocopia de la Jurado que quedó finalista, ante su cara de cabreo, pero qué demonios, de perdidos al río. ¿No ganaron hace poco unos jevorros con máscaras de Predator y antes una transformista israelí? Lo mejor de todo fue que la Carrá quiso aprovechar el Día de la Mujer Trabajadora para reivindicar y apoyar algunos grupos con presencia femenina. Pues hala, toma perreo "con las bragas en la mano". Ah, y los de Muchachada Nui, qué poquito salisteis, tunantes.

viernes, 7 de marzo de 2008

VOTE O HAGA COMO YO


Iba a escribir un post algo irónico y guasón sobre las elecciones, pero tras el atentado se me han quitado las pocas ganas de hablar de algo tan veleta y frágil como la democracia, donde una tragedia de un día puede cambiar radicalmente un gobierno durante cuatro años (véase 11-M), donde el voto de un etarra tiene exactamente el mismo valor que el tuyo o el mío (lo siento pero paso de que me comparen con un terrorista, si no a mí, a mis consecuencias) y donde el hecho de tener más votos que nadie no significa necesariamente poder gobernar (que se lo digan a Artur Mas, y por partida doble). Sé que la democracia es el menos malo de los sistemas, y tal. Pero, pese a ello, por todo lo anteriormente dicho, seguiré sin bailarle el agua. Si quedo como un puñetero incívico y huraño, me importa un bledo. Por si tuviera una mínima duda, este artículo del otro día en El País ha acabado de disipármela. La Grandes no se ha quedado más ancha escribiéndolo porque literalmente no puede (y no me meto con su obesidad, porque hay malas escritoras españolas gordas como ella o Lucía Etxebarría, y delgaduchas como Espido Freire o Belén Gopegui...). Pues eso, que quien quiera vote y quien no, pues que no vote. El lunes seguiremos tan jodidos como hoy. Buen fin de semana, de todas formas, y prometo que no vuelvo a hablar de política, o lo que sea, hasta dentro de cuatro años. Si seguimos coleando entonces, claro.
PD. Para quitar el mal sabor de boca, una recomendación musical: la exquisita banda sonora de "My Blueberry Nights", filme de Wong Kar-Wai que esperemos se estrene este año prontito. Ya habita en el CD de mi utilitario familiar, y creo que allí estará durante todo el fin de semana, o fin de siglo.

jueves, 6 de marzo de 2008

SCORSESE, ANG LEE Y AHORA VF


Mola el homenaje a Hitchcock de Vanity Fair, con algunos de sus mejores fotogramas recreados por estrellas de nueva hornada. Me quedo con el remake de "La ventana indiscreta" por parte de Bardem y Scarlett y el de "Psicosis" por parte de Marie Cotillard, quizá tomado justo después de darse cuenta del gambazo que había metido con sus locuelas declaraciones. Ay estas gabachitas descocadas...

miércoles, 5 de marzo de 2008

AGUDEZA VISUAL

Obsérvense estas dos imágenes, pertenecientes a nuestro bien amado ABC de hoy. Concretamente a la portada (no es exactamente la misma, la original da incluso más grima por el cutis descuidado del pater obispus):



Y a la contraportada (ésta sí que es igual, por si algún despistado se fija en la cara de Scarlett):


Vuélvanse a observar y dese un momento para la reflexión y la meditación. Pasado un minuto, si alguien duda aún de por qué casi siempre se empieza el periódico por el final es que necesita un chequeo general urgente.